Connect with us

Seguro

Conoce el seguro para el acompañamiento de niños y niñas que padecen enfermedades graves (Ley SANNA)

Publicado

on

La Ley SANNA es un seguro obligatorio que permite a los padres y a las madres ausentarse de su trabajo durante un tiempo determinado, con el propósito de prestar atención, acompañamiento y cuidado personal a sus hijos mayores de un año y menores de 15 y 18 años (según corresponda) afectados por una condición grave de salud y de alto riesgo vital.

En este período, los trabajadores que cumpla los requisitos de afiliación y cotizaciones recibirán un subsidio que reemplazará su remuneración o renta mensual con cargo al seguro.

Sólo la COMPIN recepciona las licencias médicas. Las cajas de compensación y las ISAPRES no pueden recibir licencias médicas de un trabajador dependiente, independientes o temporalmente cesante.

Condiciones de salud contempladas por el seguro

Constituyen una condición grave de salud:

  • El cáncer.
  • El trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos.
  • La fase o estado terminal de la vida, donde no es posible la recuperación, incluyendo el tratamiento destinado al alivio del dolor y los cuidados paliativos por cáncer avanzado.
  • El accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional grave y permanente.

Importante:

  • En los primeros tres casos, la cobertura será para niños y niñas mayores de un año y menores de 18 años, mientras que la cuarta condición se extiende solamente hasta los 15 años.
  • Las licencias médicas otorgadas por niños o niñas que superen los límites de edad señalados serán rechazas por la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN).

Beneficiarios

Los padres, madres y las personas que tengan a cargo por resolución judicial el cuidado de niños mayores de un año y menores de 15 o 18 años (según corresponda), afectados por una condición grave de salud, y que cumplan los siguientes requisitos:

  • Trabajen en forma dependiente, regidos por el Código del Trabajo.
  • Se desempeñen en ministerios, intendencias, gobernaciones y servicios públicos creados para el cumplimiento de la función administrativa, incluida la Contraloría General de la República, el Banco Central, los gobiernos regionales, las municipalidades y las empresas públicas creadas por ley. También contempla a los funcionarios del Congreso Nacional,  Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Servicio Electoral (SERVEL), Tribunales Electorales y otros tribunales especiales creados por ley. Se excluyen los funcionarios de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública sujetos al régimen previsional de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA) y la Dirección Previsión de Carabineros de Chile (DIPRECA).
  • Trabajen en forma independiente y se encuentren afiliados al régimen del seguro de la ley que establece normas contra accidentes del trabajo y enfermedades profesionales (Ley N°16.744).
  • Se encuentren cesantes debido al término de un contrato a plazo fijo o por obra, trabajo o servicio determinado y cumplan los requisitos establecidos en el artículo 6° de la Ley N°21.063.

Antecedentes laborales requeridos

Según la condición laboral en la que se encuentran, se solicitarán los siguientes documentos a los trabajadores y trabajadoras:

Dependientes:

  • Si se desempeñan en el sector privado, los empleadores tendrán que entregar una copia del contrato para acreditar la relación laboral vigente a la fecha de inicio de la licencia médica. Quienes dependan del sector público, las instituciones empleadoras deberán presentar un certificado que acredite el vínculo laboral.
  • El empleador tendrá que entregar el certificado de las cotizaciones previsionales de los 24 meses anteriores al inicio de la licencia médica para acreditar al menos ocho cotizaciones previsionales mensuales (continuas o discontinuas) en este período, de las cualeslas tres cotizaciones más próximas a la licencia deberán ser continuas.

Independientes:

  • Copia de las declaraciones mensuales de impuesto a la renta, impuesto al valor agregado, boletas de honorarios, patentes municipales u otros medios, dependiendo de la naturaleza de la actividad, a partir de la cual genera ingresos.
  • Certificado de las cotizaciones previsionales de los 24 meses anteriores al inicio de la licencia médica para acreditar al menos doce cotizaciones previsionales mensuales (continuas o discontinuas) en este período, incluyendo el pago del Seguro de la Ley de Accidentes Laborales y Enfermedades Profesionales, pensión, salud y seguro SANNA. Las cinco cotizaciones más próximas a la licencia deberán ser continuas.
  • Planillas de pago de las cotizaciones de salud, pensión, Seguro de la Ley de Accidentes Laborales y Enfermedades Profesionales (Ley N°16.744) y seguro SANNA, correspondientes al mes anterior del inicio de la licencia, salvo que se reflejen en el certificado mencionado anteriormente.

Temporales cesantes:

  • Certificado de afiliación previsional respectivo para acreditar doce o más meses de afiliación con anterioridad a la fecha de inicio de la licencia médica.
  • Certificado de las cotizaciones previsionales de los 24 meses anteriores al inicio de la licencia médica para acreditar al menos ocho cotizaciones previsionales mensuales (continuas o discontinuas) en calidad de dependiente. Las tres cotizaciones más próximas a la licencia deberán haberse efectuado en virtud de un contrato a plazo fijo o por obra, trabajo o servicio determinado, debiendo adjuntar una copia del contrato.

Importante:

Además de los documentos mencionados anteriormente (según corresponda), las personas que tengan a su cargo el cuidado personal del menor causante del beneficio tendrán que presentar la resolución judicial.

Antecedentes médicos requeridos

Cáncer:

  • Licencia médica emitida por el médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el médico tratante, en el que se indique la patología (la que deberá ser parte de las Garantías Explícitas en Salud, GES) y se certifique alguna de las siguientes hipótesis: sospecha, confirmación diagnóstica, tratamiento, seguimiento o recidiva (repetición de una enfermedad poco después de terminada la convalecencia). No se exige para los causantes mayores de 15 y menores de 18 años.

Trasplante de órgano sólido:

  • Licencia médica e informe complementario emitido por el médico tratante, con el propósito de certificar que se efectuó el trasplante.
  • Certificado emitido por la Coordinadora Nacional de Trasplante para acreditar que el causante se encuentra inscrito en el registro nacional de potenciales receptores de órganos a cargo del Instituto de Salud Pública (ISP), priorizado como urgencia médica.

Importante: en el caso del trasplante de progenitores hematopoyéticos, se solicitará sólo la licencia médica y el informe complementario.

Fase o estado terminal de la vida:

  • Licencia médica emitida por el médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el médico tratante, en el que se acredite que no existe recuperación de la salud del niño o la niña, ya que se encuentra determinada por la muerte eminente.
  • Informe escrito favorable redactado por el director del área médica del prestador institucional de salud respectivo.

Importante: en caso de tratamiento destinado al alivio del dolor y cuidados paliativos por cáncer avanzado, será necesario que la patología sea parte de las Garantías Explícitas en Salud (GES), lo que no se exigirá a los causantes mayores de 15 y menores de 18 años.

Accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave y permanente:

  • Licencia médica emitida por el médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el médico tratante, en el que se acredite que el niño o la niña se encuentre afectado por un cuadro clínico severo derivado de un accidente grave, y que el cuadro clínico implique riesgo vital o secuela funcional severa y permanente, y requiere rehabilitación intensiva para su recuperación. Adicionalmente, debe señalar que el niño o la niña se encuentra hospitalizado o en el domicilio con cuidados especializados.

Importante: este derecho sólo podrá otorgarse a partir del día 11 de ocurrido el accidente.

Duración máxima del permiso

  • Cáncer: 90 días como máximo para cada padre o madre, en un período de doce meses, contados desde el inicio de la primera licencia médica. Este permiso podrá ser usado hasta por dos períodos continuos respecto del mismo diagnóstico.
  • Trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos: 90 días como máximo para cada padre o madre, contados desde el inicio de la primera licencia médica.
  • Fase o estado terminal de la vida: hasta producido el deceso.
  • Accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional severa y permanente: 45 días como máximo para el padre o madre por cada hijo afectado, contados desde el inicio de la primera licencia médica.

Plazos de entrega de los antecedentes

  • Trabajadores dependientes: los antecedentes requeridos se deben entregar al empleador dentro de dos días hábiles (sector privado) o tres días hábiles (sector público) a contar del inicio de la licencia médica.
    • Importante: para facilitar la tramitación del beneficio, los trabajadores que se encuentren con sus hijos lejos del domicilio del empleador podrán entregar los antecedentes directamente en la oficina de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN) más cercana. Sin perjuicio de lo anterior, los trabajadores tendrán que enviar electrónicamente los documentos a sus empleadores.
  • Trabajadores independientes y temporales cesantes: deberán entregar los antecedentes requeridos directamente en la COMPIN correspondiente a su domicilio, en un plazo de dos días hábiles. Es de exclusiva responsabilidad de los trabajadores aportar los documentos necesarios y gestionar su tramitación ante la COMPIN.
    • Importante: en términos generales, las Cajas de Compensación de Asignación Familiar (CCAF) y las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES) no pueden recibir licencias médicas de un trabajador dependiente, independientes o temporalmente cesante.

Rechazo y apelación

La Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN) dispondrá de un plazo de siete días hábiles, contados desde la fecha de recepción de la licencia médica y los antecedentes respectivos, para pronunciarse sobre la procedencia del permiso. Este plazo se podrá prorrogar por otros siete días hábiles, de lo que deberá existir constancia. Si la COMPIN tarda más en emitir la resolución, se entenderá aprobada la licencia médica.

Si la COMPIN verifica que los trabajadores no cumplen los requisitos, notificará el rechazo por correo electrónico o al domicilio particular registrado e informar a los trabajadores, y estos tendrán cinco días hábiles para interponer un recurso de reposición ante la COMPIN y acompañar la gestión con nuevos antecedentes.

La COMPIN tendrá 30 días hábiles para resolver el recurso de reposición, y en caso que sea rechazado nuevamente, el trabajador podrá apelar (en un plazo de 30 días hábiles desde que fue notificado) ante la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), presentando los siguientes antecedentes:

  • Formulario de la licencia médica SANNA.
  • Copia de la resolución de la COMPIN que dé cuenta del rechazo o de la modificación.
  • Certificado de cotizaciones.
  • Copia de la carta de aviso de traspaso (en caso de ser procedente).
  • Otros documentos que aporten al caso.

Pago del subsidio

El pago del subsidio estará a cargo de las mutualidades de empleadores y del Instituto de Seguridad Laboral (ISL), dependiendo donde esté afiliado el empleador (trabajadores dependientes) el trabajador (que ejerce en forma independiente) o el último empleador (las personas que se encuentran temporalmente cesantes).

En el caso de los trabajadores dependientes, el monto diario del subsidio se calculará sobre la base del promedio de las remuneraciones netas, del subsidio o de ambos, percibidos durante los últimos tres meses.

Para los trabajadores independientes, el subsidio se calculará sobre la base de las rentas netas y subsidios percibidos por lo que haya cotizado dentro de los cinco meses continuos anteriores al mes en que se inició la licencia.

Por último, en el caso de las personas cesantes temporalmente, el subsidio se calculará sobre la base del promedio de las remuneraciones netas y los subsidios por incapacidad de origen común, laboral o maternal o bien este seguro, percibidos los últimos doce meses calendarios anteriores y más próximos a la licencia.

Pago de la cotización de la Ley Sanna

A partir de las remuneraciones de enero de 2018, los empleadores y trabajadores independientes deberán pagar a la mutualidad las siguientes tasas (calculadas en base a las remuneraciones imponibles):

  • Cotización básica: 0,90%.
  • Cotización adicional (según corresponda).
  • Cotización extraordinaria: 0,015%.
  • Cotización de la Ley SANNA: 0,015%.

El siguiente cuadro muestra la transición desde la cotización extraordinaria hacia la Ley Sanna durante el 2018, 2019 y 2020:

Ley N°16.744 Ley N°16.744 Ley N°16.744 Ley N°21.010
Año Cotización básica Cotización adicional por actividad económica Cotización extraordinaria (Sanna)
2018 0,90% DS N°67 o DS N°110 0,015% 0,015%
2019 0,90% DS N°67 o DS N°110 0,01% 0,02%
2020 0,90% DS N°67 o DS N°110 0,00% 0,03%

Importante: la tasa correspondiente a Ley SANNA, se debe pagar a todo evento, incluso si la persona beneficiada se encuentra con licencia médica.

Más información

Si requiere más información:

Continuar leyendo
Advertisement

Tendencia