Connect with us

IPS

Asignación Familiar

Publicado

on

Las asignaciones son para quienes perciben ingresos, cotizan en el sistema previsional y pueden proveer a sus familias. En cambio, los subsidios son entregados a personas o grupos familiares que no perciben ingresos y, por lo tanto, no cuentan con cotizaciones ni pueden sustentarse económicamente.

¿De qué se trata?

La Asignación Familiar -también conocida sólo como familiar- da derecho a recibir, por cada carga familiar acreditada, una suma de dinero que varía de acuerdo con el sueldo del beneficiario.

  • El beneficiario debe tener una remuneración menor a $645.400 mil pesos.
  • El pago se realiza mensualmente a pensionados y trabajadores dependientes afiliados a un sistema previsional (AFP y ex cajas de previsión, fundidas en el Instituto de Previsión Social, IPS).
  • Los trabajadores independientes reciben el dinero una vez al año.
  • El valor de la asignación depende del ingreso mensual del beneficiario, que se rige de acuerdo a la siguiente tabla:
Los valores vigentes a contar del 1 de julio del 2017 son:
Rango de ingreso (en pesos) Monto de la asignación
Hasta 283 mil 312 pesos $ 11.091
Entre 283 mil 313 pesos y 413 mil 808 pesos $ 6.806
Entre 413 mil 809 pesos y 645 mil 400 pesos $ 2.151
Desde 645 mil 401pesos $ 0

Beneficiarios

  • Trabajadores dependientes del sector público y privado.
  • Trabajadores independientes afiliados a un régimen previsional al 1º de enero de 1974
  • Beneficiarios del Subsidio de Cesantía o Subsidio por Incapacidad Laboral (licencia médica).
  • Pensionados de cualquier régimen
  • Beneficiarios de una Pensión de Viudez y la madre de los hijos de filiación no matrimonial del trabajador o pensionados.
  • Instituciones del Estado a cargo de niños huérfanos
  • Personas naturales que por resolución judicial están a cargo de niños.
  • Trabajadores que tienen derecho a prestaciones del Fondo de Cesantía Solidario.
  • Beneficiarios de una Pensión Básica Solidaria de Vejez o Pensión Básica Solidaria de Invalidez en relación solo a sus descendientes.

¿Quiénes pueden ser Cargas Familiares?

  • Cónyuge y Cónyuge inválido, en la forma que determine el reglamento.
  • Hijos biológicos y adoptados, hasta los 18 años ó 24 años, solteros, que sean estudiantes regulares de enseñanza media, normal, técnica, especializada o superior, en instituciones del Estado o reconocidos por éste. O bien por los hijos inválidos de cualquier edad.
  • Hijastros, es decir, hijos del otro cónyuge.
  • Nietos y bisnietos, huérfanos de padre y madre o abandonados por éstos (se les otorga el beneficio bajo los mismos requisitos que a los hijos).
  • Madre viuda. En este caso no hay requisito de edad, sin importar si lo es del padre del beneficiario o de otro marido.
  • Padres, abuelos u otros ascendientes mayores de 65 años o inválidos de cualquier edad.
  • Niños huérfanos o abandonados en los mismos términos que los hijos y los inválidos que estén a cargo de instituciones del Estado o reconocidas por el Supremo Gobierno.
  • Menores al cuidado de una persona natural por resolución judicial.

¿Cuándo y cómo se paga el dinero de la Asignación Familiar?

  • Trabajadores dependientes: es pagado por el empleador, y está incluido en el sueldo.
  • Trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios: en la devolución de impuestos del año siguiente al que las cargas fueron declaradas.
  • Trabajadores independientes que cotizan por cuenta propia: cuando efectúen sus cotizaciones o aportes.
  • Pensionados: paga la entidad que entrega la pensión (AFP o IPS).
  • Subsidiados por cesantía: se paga junto al subsidio.

¿Dónde se solicita la asignación?

Hay que ir al Centro de Atención del IPS más cercano a su domicilio, verificando en las planillas de pago de imposiciones que el empleador pague en el IPS el aporte de Fonasa. O en el caso que el empleador esté adherido a alguna  Caja de Compensación, debe coordinarse en la propia caja de compensación.

Continuar leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bonos

Bono por hijo: Revisa quiénes pueden acceder a este beneficio

Publicado

on

Es un beneficio que incrementa el monto de la pensión de la mujer a través de la entrega de una bonificación por cada hijo nacido vivo o adoptado; éste no se paga al momento del nacimiento del hijo, sino que junto a su pensión.

La bonificación, que se fija y comienza a generar rentabilidad desde la fecha de nacimiento del hijo y equivale al 10% de 18 ingresos mínimos mensuales (fijado para los trabajadores mayores de 18 y hasta 65 años), se calcula de la siguiente forma:

  • Si el hijo nació antes del 1 de julio de 2009, se aplicará el ingreso mínimo vigente en julio de 2009 ($165 mil).
  • Si el hijo nació después del 1 de julio de 2009, el ingreso mínimo corresponderá al monto que estaba vigente durante el mes en que nació el hijo.

En caso de hijos adoptados, el beneficio se generará tanto para la madre biológica como para la madre adoptiva.

Recuerde que una vez adjudicado, no se puede renunciar al beneficio (es irrevocable). Por lo tanto, antes de solicitarlo lea con atención los efectos previsionales que el acceso a la Bonificación por Hijo puede generar (revise el campo beneficiarios).
Si requiere más información, llame al 101 o acuda a una oficina ChileAtiende.
El trámite se puede realizar durante todo el año.

¿A quién está dirigido?

  1. Madres afiliadas a una AFP que obtuvieron su pensión a partir del 1 de julio de 2009.
    • Si adicionalmente a la pensión de la AFP reciben un Aporte Previsional Solidario de Vejez (APSV), el monto que perciban por concepto del APSV podría verse afectado, ya que la Bonificación por Hijo incrementa el monto de la pensión de vejez (presente o futura) e incide en el cálculo del APSV.
    • Si las beneficiarias estuviesen pensionadas y percibiendo Garantía Estatal, la AFP solicitará la suspensión de la Garantía Estatal a contar del mes siguiente de ingresados los fondos correpondientes al beneficio en la cuenta de capitalización individual. Una vez que se consuman los fondos generados por la Bonificación por Hijo y la cuenta individual quede en cero, las afiliadas podrán solicitar nuevamente la Garantía Estatal. Para estos efectos, la administradora deberá gestionar la nueva solicitud con la debida anticipación, con el propósito de procurar la continuidad del pago de la pensión.
  2. Madres titulares de una Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV)a contar del 1 de julio de 2009.
    • Las beneficiarias que pierdan la PBSV podrán continuar cobrando mensualmente la Bonificación por Hijo. Como generalmente el monto es bajo (ya que se calcula como una renta vitalicia), tienen la opción de dirigirse a un punto de atención IPS-ChileAtiende para solicitar que el monto del bono se ajuste a una Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV), hasta que se agoten los fondos correspondientes.
  3. Madres que sin estar afiliadas a un régimen previsional reciben una Pensión de Sobrevivencia (con Aporte Previsional Solidario de Vejez) otorgada por una AFP, compañía de seguros o el Instituto de Previsión Social (IPS), a contar del 1 de julio de 2009.
    • Las mujeres que reciben una pensión de sobrevivencia (con o sin Aporte Previsional de Vejez) desde antes del 1 de julio de 2009, o a partir de este período, pero no cuentan con el APSV pueden solicitar la Bonificación por Hijo afiliándose a una AFP. Sin embargo, esta afiliación genera la pérdida de la asignación por muerte si la pensionada de sobrevivencia del Instituto de Previsión Social (IPS) fallece, no así la cuota mortuoria que puede corresponder a la AFP.
    • Las beneficiarias que pierdan la pensión de sobrevivencia o el APSV podrán continuar cobrando mensualmente la Bonificación por Hijo. Como generalmente el monto es bajo, tienen la opción de dirigirse a un punto de atención IPS-ChileAtiende para solicitar que el monto de la bonificación se ajuste a una Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV), hasta que se agoten los fondos correspondientes.

Estas mujeres deben:

  • Tener 65 años de edad o más.
  • Residir en territorio chileno por un período de 20 años (continuos o discontinuos), contados desde que la beneficiaria cumplió 20 años. Asimismo, tiene que haber residido en Chile al menos cuatro años durante los últimos cinco años anteriores a la solicitud de la bonificación.

A las madres que fueron exiliadas y se encuentran registradas en la Oficina de Retorno y Oficina Diplomática, se les considerará tanto el tiempo que vivieron en el extranjero como el residido en Chile.

¿Qué necesito para hacer el trámite?

Importante: si la cédula de identidad no está vigente, podrá ingresar el trámite de todas maneras, pero éste quedará pendiente hasta que se presente la cédula vigente.

¿Cuál es el costo del trámite?

No tiene costo.

¿Qué vigencia tiene?

  • Mujeres afiliadas a una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP): el bono se pagará junto a la pensión hasta que se agote la totalidad del monto.
  • Beneficiarias de una Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV), o Pensión de Sobrevivencia con derecho a Aporte Previsional Solidario de Vejez (APSV), otorgada por una AFP o el Instituto de Previsión Social (IPS), a contar del 1 de julio de 2009: la bonificación se pagará junto a la pensión en forma vitalicia.

¿Cómo y dónde hago el trámite?

Se puede realizar el trámite en oficinas de la institución previsional a la que está afiliada o en un punto de atención IPS-ChileAtiende.

Luego de realizar el trámite, el Instituto de Previsión Social emitirá una resolución que concede o rechaza el beneficio. Ésta deberá ser retirada en persona o por un representante legal en los puntos de atención IPS-ChileAtiende.

Continuar leyendo

Adulto mayor

Aguinaldo de fiestas patrias para pensionados ¿Quién lo recibe?

Publicado

on

El dinero corresponde a un monto único sumado a un extra por cada carga familiar para las personas beneficiarias. (más…)

Continuar leyendo

Adulto mayor

Pensión Básica Solidaria de Vejez

Publicado

on

La Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV) es un aporte monetario mensual para personas de 65 años y más que no tengan derecho a pensión en ningún régimen previsional.

(más…)

Continuar leyendo

Tendencia